Quienes somos

The Canny Company – una red de adiestradores de perros

The Canny Company ofrece una pequeña gama de productos de calidad superior, incluyendo el famoso Canny Collar, para que el adiestramiento de su perro sea sencillo y agradable. Todos nuestros productos están diseñados por expertos y respaldados por nuestra experiencia en el adiestramiento y educación de perros.

Trabajamos con organizaciones como The Guide Dogs for the Blind Association (Perros guía) y la RSPCA (Asociación Protectora de Animales) para ayudar a entrenar y realojar a perros, además de grupos de entrenamiento como la Asociación de Adiestradores de Mascotas (APDT) para ofrecerles las herramientas necesarias para que consigan los mejores resultados. Hacemos donaciones regulares a las perreras, asociaciones para el cuidado de perros y grupos locales de entrenamiento para ayudarles en su fantástico trabajo.

En pocas palabras, lo que queremos es lo que quieren casi todos los dueños, que el entrenamiento del perro sea una experiencia sencilla y agradable. ¡Si invierte en el equipo correcto los resultados de su entrenamiento se podrán conseguir con mayor rapidez, teniendo así más tiempo para la diversión!

The Canny Company es….. 

Sean McElherron - Canny Company Director gerenteSean McElherron – Director gerente. España

Abrimos The Canny Company en 2003 cuando Tony, mi suegro, descubrió el Canny Collar y se dio cuenta de que era exactamente el tipo de ayuda que había estado buscando (y que había intentado inventar él mismo) para adiestrar a aquellos perros que dan tirones. El inventor, un típico granjero llamado Brian Smith, tuvo la amabilidad de permitirnos comercializar su extraordinario collar y desde entonces hemos trabajado incansablemente para ayudar a cada vez más propietarios a disfrutar de los paseos con sus perros con la ayuda del invento canino de Brian. 

Soy adiestrador de perros y me sigo sorprendiendo al ver a propietarios que antes tenían un perro incontrolado y que ahora son capaces de pasear felices con ellos sin tirones y sin sufrir estrés. El Canny Collar transforma los paseos y para muchos es la piedra angular para pasear a su perro con un simple collar y una correa floja. Después de varios años promocionando el Canny Collar, ahora estamos centrándonos en desarrollar una pequeña gama de productos de calidad con la misma filosofía de Canny: simplicidad, amabilidad y efectividad. 

Vivo en España con mi mujer Gemma, mis tres hijos, Ella, Joe y James, y nuestra hermosa perra de rescate Ruby, a quien acogimos después de haber pasado los dos primeros años de su vida encadenada a una pared en una perrera. Verla correr por el campo y la playa sin atención alguna nos proporciona un placer inmenso. Parece agradecer que por fin no tiene que estar atada a una cadena de dos metros. Coco y Jasper, nuestros dos gatitos, completan nuestro hogar y los solemos encontrar ocupando la cama de Ruby. 

 

Tony O'Herlihy - Director de adiestramientoTony O’Herlihy – Director de adiestramiento. Australia

Mi interés por el adiestramiento de perros surgió por primera vez a principios de la década de 1980, cuando nuestra familia se ofreció voluntaria para “pasear” a un posible perro guía durante un año. Tengo que agradecer a Dancer que, diez años después, pudiera dejar el mundo empresarial y convertirme profesionalmente en adiestrador y terapeuta canino. 

Durante estos 20 años me he dado cuenta de que el problema más habitual entre los dueños de perros es poder pasearlos correctamente sin tirar.  Como solía decirles a mis clientes, si no consigue que su perro se comporte con la correa, tiene pocas posibilidades de esperar un comportamiento adecuado cuando el perro vaya suelto. En aquella época había algunos dispositivos de paseo útiles, pero siempre supe que aún había que inventar algo mejor. Me obsesioné con el problema hasta el punto de intentar crear el prototipo de un nuevo producto. 

Fue por esta época cuando Brian Smith, el inventor del Canny Collar, me envío el primer collar. Le eché un vistazo y supe que funcionaría. Cumplía todos los requisitos. Se podía utilizar a la izquierda o la derecha del perro, no tiraba de la cabeza del perro a un lado y parecía robusto y cómodo al mismo tiempo. Primero lo probé con un Weimaraner difícil de pasear y funcionó a las mil maravillas. No solo con el perro, sino también con el dueño, que tenía cierta discapacidad. Otro extra fue que la tira para la nariz no se subía a los ojos del perro. 

Después de llegar al acuerdo de trabajar con el inventor, Brian Smith, realizamos exhaustivas pruebas durante dos años con diversas perreras. Probamos el collar con unos perros bastante decididos y nuestra admiración por la simplicidad, la artesanía y la eficacia del producto aumentó con cada nueva prueba a la que sometíamos el collar. 

The Canny Company es ahora una pequeña empresa familiar y trabajo con los mercados de Australia/Sudeste asiático. Brian sigue estando muy interesado en el progreso de su joya inventiva. 

 

Emma Jackson - Canny Company Directora de administraciónEmma Jackson – Directora de administración. Reino Unido

Empecé a trabajar con The Canny Company cuando aún estaba en sus inicios. 

Mi pasión por los perros comenzó a una temprana edad, cuando teníamos una hermosa perrita cruzada llamada Kim. Era mi mejor amiga y, cuando murió, mi familia decidió no tener más perros. El dolor era desgarrador. Pero como muchos dueños de perros dirían, una casa sin perro no es un hogar. ¡Así que tuvimos dos más! 

Cuando llegó el momento de mudarme a mi propia casa, estaba claro que teníamos que tener nuestro propio acompañante de cuatro patas, así que heredamos una hermosa Springer Spaniel, Libby, y hace poco adoptamos un cruce Staffy al que llamamos Marley. 

Los dos se vuelven locos con los paseos y personalmente uso los Canny Collars con ambos. ¡He visto que utilizar el producto a diario me ayuda a demostrar a todo el mundo lo que realmente significa disfrutar de sacar a pasear a unos perros llenos de energía sin que ellos te lleven a ti! 

Me preocupo por todos nuestros clientes, desde las principales cadenas de tiendas de mascotas a cada uno de los dueños de perros. Si llama a nuestra oficina central en Reino Unido, probablemente sea yo la que atienda el teléfono. A menudo hablo con los clientes sobre sus perros, intercambiamos historias sobre las excentricidades de nuestros compañeros caninos y ¡creo que hago un nuevo amigo con cada nueva llamada!by Sean McElherron

Suscripción


Me gustaría recibir el boletín informativo ocasional de Canny



Incluye ofertas de ahorro, consejos de adiestramiento, nuevos productos y otras noticias de Canny